EL PÁJARO SIN NOMBRE: Odisea de las especies. por Edward Pérez

August 22, 2019

EL PÁJARO SIN NOMBRE: Odisea de las especies. de Edward Pérez está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

EL PÁJARO SIN NOMBRE: Odisea  de las especies. por Edward Pérez

Titulo del libro: EL PÁJARO SIN NOMBRE: Odisea de las especies.

Autor: Edward Pérez

Número de páginas: 51 páginas

Fecha de lanzamiento: September 22, 2017

Descargar PDF Leer on-line

A continuación relataré una experiencia muy significativa de la preservación del medio ambiente, que ha involucrado años de esfuerzos a favor de la flora y la fauna e incontables horas de trasnocho y largos días apagando incendios forestales. Fuego provocado en la mayoría de los casos, intencionalmente por el hombre. Un ejemplo de ello fue lo ocurrido en marzo de 2015 en la Reserva Forestal Cerro de Chacuey, la cual tiene una superficie de 50.89 km2 y una elevación de 804 Mt sobre el nivel del mar.
Intencionalmente se propició el fuego a esta reserva y nos encontrábamos cuatro (4) brigadas combatiendo un incendio que duró tres (3) días. Era el responsable de dos (02) brigadas de bomberos forestales y soldados del décimo batallón de infantería con asiento en Dajabón, y en el segundo día del voraz incendio estuvimos a punto de ser calcinados. Esta historia representa una lucha constante sobre la inconsciencia del ser humano sobre las especies que intentan sobrevivir de su implacable mano.












Nunca había estado tan cerca de la muerte como ese día; las llamas se movían de norte a sur, cuando de repente, fue también incendiada la parte este, pero afortunadamente teníamos las rutas de evacuaciones.
Fueron momentos difíciles debidos que el fuego nos confinaba a un pequeño lugar donde había una noria. Luego de ver que no teníamos salida por ningún lado y asediado por las llamas me vi forzado a llamar a mi superior inmediato. También llamé a Wascar David Fernández, un amigo y comunicador social, quien tenía un programa de radio oportunamente a la hora de nuestra contingencia. Este a su vez se comunicó con el comandante del décimo batallón de infantería, llegando la información al Ministro de la Defensa.
No mucho tiempo después recibí la llamada del Ministro de Defensa, donde me pedía las coordenadas geográficas para evaluar un campo abierto y mandar dos helicópteros para el rescate. Le di un informe descriptivo y sobre la poca visibilidad producida por los pinos y árboles que se quemaban. Eran casi las 5 de la tarde de ese día.
La mayoría del grupo de brigada, se comunicaron con su familia y se despidieron de ellas. Pensaban que no había posibilidad de salir de aquel lugar. Sin mucho margen de tiempo, tomé la difícil decisión de sacar a los hombres del fuego antes de que llegara la noche, porque sabía que sin visibilidad y con la oscuridad de la noche el humo nos asfixiaría.
En un último intento, mojamos las gomas del vehículo con agua que aun conservábamos y mojamos las ropas de todos. El plan parecía suicida porque debíamos salir cuesta abajo por un camino que se encontraba en llamas.
Comenzamos la marcha en la única ruta posible, esta era muy estrecha y las laderas eran grandes precipicios. Nos encomendamos a Dios y decidimos atravesar el fuego.
Tanto el chofer y yo llevábamos la cabeza fuera del vehículo para poder guiarnos. En todo el camino le preguntaba al equipo de brigadistas por su salud y les decía que todo iba a salir bien.
En todo el trayecto habían arboles incendiados, y muchos de ellos caían luego de nosotros pasar. Gracias a Dios salimos con vida de aquel aterrador incendio.
Cuando salimos del área afectada nos detuvimos para evaluar la salud del personal; al mirar la montaña que estaba en llamas, sentí alivio por haber sacado con vida a esos héroes anónimos. Pero también me dio mucha pena saber que muchas especies no tuvieron la oportunidad de ser salvadas.
Son incalculables las vidas que se pierden cuando pasan estos siniestros ocasionado por el hombre. Esta situación me llevó a compartir esta breve reseña y a publicar este cuento en honor a los héroes anónimos y las especies que han muerto por la inconsciencia del ser humano.

Los más vendidos Libros